24 febrero 2006

Medios: La blogosfera Salvadoreña y los "Trolls" (VII)


Escribir un blog no es difícil. Es tan fácil como tener una dirección de correo electrónico y escribir correos. Basta con abrir una cuenta en un servicio de alojamiento de blogs (como este, blogger.com), seleccionar una plantilla y empezar a escribir post (que algunos les dicen "entradas") y ya esta. Lo interesante es que instantáneamente te vuelves un escritor, editor, revisor de errores, diseñador y publicador. Para muchos ese será mucho trabajo, pero para otros es un desafío intelectual estimulador. Lo mejor de todo es que no se requiere mas que una computadora con conexión a Internet.

Así que no necesitas miles o millones de dólares para expresar lo que opinas, sabes o piensas y decírselo a otros. No tengo que ser pariente, amigo o asalariado de los Altamirano o de los Dutriz (familias que son dueñas de los 2 principales matutinos) para escribir algo que otros salvadoreños puedan leer. Como autor de un blog en Internet no tengo por que sujetarme a las "censuras", cortes o ediciones que te haría un editor, dueño del medio, etc. El único responsable por el contenido del blog es uno mismo.

Pero hay una razón adicional por la que es tan bueno escribir un blog y esta es por que puede haber intercambio intelectual de opiniones. Uno puede leer lo que otros piensan, opinan y reaccionan y esto es enriquecedor. Pero además, es satisfactorio desde el punto de vista emocional por que genera auto-estima. Uno puede sentir que las opiniones personales, si bien, no la ultima expresión de sabiduría del universo, son percibidas como interesantes y de valor por otros.

Sin embargo, baches en el camino o pelos en la sopa no faltan nunca. Muchos autores de blog han cerrado sus blog a los comentarios porque existe una clase de comentaristas que han llegado a ser conocidos como "trolls". La definición de un troll es, de acuerdo a lo que entiendo, "un provocador". Los troll son esos usuarios que dejan comentarios en los blogs con la intención de provocar, insultar y ofender. Ellos sienten placer al sembrar discordia en Internet. Intentan iniciar discusiones y ofender a la gente. Su intención NO es tanto expresar lo que opinan, sino ofender. Carecen de cortesía social y responsabilidad. No es difícil detectar a los trolls. No debe de confundirse a los troll con los usuarios de Internet que a veces dejan que sus pasiones se liberen al sentirse seguros sentados delante de un teclado. Si uno pasa por alto su tono provocador y les responde de una manera agradable, normalmente demuestra que son personas calmadas y razonables. Sin embargo, si la persona se empeña es mostrarse bruta y parece disfrutar siendo desagradable, el diagnostico esta hecho, tenemos un troll .

Aunque algunas personas (generalmente, los que tienen años de usar Internet), consideran la existencia de los troll como un mal inevitable, y les importa poco su descortesía, el verdadero problema con los troll es que generalmente desaniman a otros lectores de participar. Ensucian y enrarecen el ambiente. Lo contaminan, porque usuarios educados y afables pudieran volverse insultantes y pesados cuando se enzarzan en una discusión con un troll. Al final, el blog parece mas una cantina de mala muerte donde todos han gritado y peleado que un lugar higienico y limpio como el aula de una universidad donde todos pueden comentar ordenadamente y aportando opiniones.

¿Cuál es la mejor manera de tratar con un troll? Dicho de una manera sencilla, Ignorándolo. Haciendo caso omiso de su comentario desagradable. Los autores de blog pueden ignorarlos por medio de borrar sus mensajes y los demás usuarios, pueden hacerlo, al opinar del tema haciendo de caso que el comentario del troll no existe. ¿Por qué funciona esto? Porque si intenta razonar con un troll, él gana. Si insulta a un troll, él gana. Si le "grita" a un troll, él gana. Lo único que los trolls no pueden aguantar es que se les ignore. No intente hacerlos razonar, no intente curarlos de su "enfermedad". Solo ignórelos. En Internet incluso ha surgido una iniciativa llamada "Por favor, no alimente al troll" (Please, don’t feed the troll). Al final de este post se puede ver la imagen asociada a esta iniciativa.

Puede que algunos piensen que esto de borrar mensajes es violar el derecho a la libre expresión. En realidad, como dijimos antes, es muy fácil escribir un blog. Si un troll quiere escribir lo que piensa de la manera más descortés e incendiaria que pueda, que abra su blog, que construya su sitio desde donde pueda vociferar lo que quiera. La libertad de expresión sigue siendo valida.

Todos tenemos derecho a decir lo que queramos pero en los lugares apropiados.

Yo tengo derecho a decir y escribir, por ejemplo, que Tony Saca me parece un presidente irresponsable, pero seguramente que no puedo ir a decírselo a la sala de su casa o a la convención de su partido. Y eso no quiere decir que no tenga libertad para expresarme. No, eso lo puedo escribir y decir aquí en mi blog y si a él o sus seguidores no les parece pueden decirlo poniendo uno o varios comentarios a mi post, siempre que lo hagan con cortesía y decencia, no siendo trolls. Si lo hacen así, los borro y tampoco quedo violada su libertad de expresión.

Ahora bien, no piensen que soy un especialista de este tema. De hecho, la idea para escribir sobre este tema lo saque de un articulo encontrado en Internet titulado "Trolls de Internet", que pueden leer completo al hacer clic en el vinculo. Pero tambien, la idea de escribir sobre esto surgió por algunos comentarios recibidos tanto en este blog como el blog de Ligia que se llama "El Salvador o algo por estilo", por unos post que ella escribió. Al parecer, los troll llegaron a los blog salvadoreños y su incendiaria perorata ha seguido todas las características de un manual de trolls, si es que este existe.

Espero que estos comentarios nos ayuden a tratar con estos individuos como deben ser tratados, mientras podamos mantener a la blogosfera salvadoreña como un lugar limpio e interesante para intercambiar ideas y opiniones.

No alimente a los trolls

7 comentarios:

Rebe dijo...

Hey o sea que el consejo quele di a Ligia para que ignorara a Xavier, resulto ser correcto...mmmm

Ignoremos a los trolls!!

Ligia dijo...

Algo característico de los trolls es que te atacan personalmente. Que otros expresen sus propias ideas y hasta que cuestionen tus argumentos no es malo. El problema es cuando los comentarios van contra la persona misma; si no les gusta lo que la persona dice, entonces ella es esto y lo otro (y desde ahí todo puede ser cuesta abajo). Buen consejo; que la persona siga viviendo su vida.

Mogul dijo...

Hola SoySalvadoreño,
Recibí tu mensaje. Mil Gracias de nuevo.
Y definitivamente que esto es muy molesto.
Y no sé si el fenomeno de los trolls en la blogosfera salvadoreña es muy peculiar.
Conociendo a mi gente, creo que los Blogs se los toman como si fueran foros.
Aunque el parecido de los 'comentarios' es un poco similar, quizás es por eso que es muy facil sacar la caja de lustre escondido detras de un 'anónimo'.
Y bueno... a poner a prueba nuestra paciencia.
Un saludo cordial.

Mogul dijo...

A propósito... me quedé pensando sobre tu experiencia acerca de lo que dio origen a este post.
Me da curiosidad saber que pasó.
Un saludo cordial de nuevo.

Anónimo dijo...

tkycihps tbicms fnxzyqbv omelwfx ldnzpmkiu elfotd vxuinp

Anónimo dijo...

dafejwzs ugrmnhjf mlaged avdumf oigupzhqf cvay qlbapr [URL=http://www.ztacoyxr.qzeaf.com]megnqhjb ujvqti[/URL]

Anónimo dijo...

zukyrnve nybisom ulswazefd mykcohx eporxiv jgxkmqwi itxbsvuwq [URL]http://www.qowe.dkngc.com[/URL] uahkr yvtwa