28 marzo 2006

Gobierno: El Caso Serrano - Los Hechos (II)



Desde el 27 de mayo hasta el 9 de junio de 1982 se llevo a cabo en el departamento de Chalatenango, un operativo militar conducido por militares integrantes del Batallón Atlacatl. A este operativo se le llego a conocer como "Operación Limpieza", y también como "la guinda de mayo".

El operativo obligo a que varias personas que vivían en esa zona y que eran conocidas por apoyar al fmln (fuerza guerrillera beligerante de la fuerza armada durante el conflicto civil que duro de 1980 a 1992) a través de las llamadas organizaciones de "masas", se desplazaran. Ser identificado como apoyador del fmln en esos tiempos y en esos lugares equivalía a tener un destino incierto, con muchas probabilidades de ser asesinado por los miembros del ejercito salvadoreño.

Entre las personas que se desplazaron del lugar (huir por sus vidas, seria una expresión mas acertada) estaba la familia Serrano Cruz, compuesta hasta ese momento por la sra. Maria Cruz (madre), Dionisio Serrano (padre), Enrique, Suyapa, Fernando, Rosa, Ernestina y Erlinda (hijos). Suyapa, además ya era madre de un bebe de seis meses.

Durante el desplazamiento (huida) la madre, Maria Cruz, se separo de su esposo quedándose a su lado solo Fernando y Rosa, mientras su esposo, pudo llegar a Chichilco, a un caserio llamado "Los Alvarenga", con Enrique, Suyapa, Ernestina y Erlinda, después de tres días de camino. En ese lugar se escondieron, aun cuando les faltaba comida y agua para todos, y en especial para Ernestina y Erlinda, en ese tiempo de tan solo 7 y 3 años respectivamente. Ambas lloraban mucho por la sed, por lo que el sr. Serrano y su hijo Enrique fueron a buscar agua, mientras Suyapa, su bebe y ambas niñas se quedaron esperando. Cuando los tiroteos y gritos se escucharon cerca, Suyapa se separó de las niñas porque su bebé lloraba mucho y temía ser encontrada. Sin embargo, Suyapa recuerda haber escuchado que algunos militares encontraron a las niñas, discutido que hacer con ellas y decidido llevárselas.

Cuando los gritos se oían lejos, Suyapa salió a buscar a las niñas, pero no tuvo éxito. Mas tarde, se reunió con su padre y hermano y fueron nuevamente al lugar a buscar a las dos niñas, pero no las encontraron.

Aproximadamente, un mes después, todos ellos, se reunieron de nuevo con la madre de las niñas y demás hermanos, sin haber encontrado a las niñas durante ese tiempo. Sin embargo, uno de los hijos, Fernando, relata que el sr. Serrano al ser interrogado por su esposa sobre el paradero de sus hijas, no le respondió, queriendo darle a entender que ellas estaban muertas. Su hijo Enrique, sin embargo, le cuenta a su madre el desaperecimiento de las niñas de acuerdo a lo que ha contado Suyapa, a manos de militares.

Dos años después de lo acontecido, tiempo en el cual, la familia no busca a las niñas a través de ningún canal oficial del que se tenga registro, muere el sr. Serrano en junio de 1985 ametrallado, junto a un sobrino. La Sra. Cruz decide entonces, irse con sus hijos a la localidad de Mesa Grande, Honduras. En este lugar permanecerían dos años, regresando a El Salvador en 1987.

Es esta localidad donde, según la sra. Cruz, la sra. Narcisa Orellana le mencionó que estaban diciendo por radio que las niñas habían aparecido por un lugar llamado "La Sierpe" de Chalatenango y que quizás las tenía la Cruz Roja. Ella, sin embargo, no comentó a nadie de ese aviso porque no tenía documentos para ir a Chalatenango. Según la sra. Cruz, la sra. Paula Orellana (ya fallecida) le dijo tambien que ella había viajado en el helicóptero donde llevaban a las niñas.

En 1987, 5 años después del desaparecimiento de las niñas, la madre decide regresar a El Salvador para buscar a las niñas. Debe aclararse, sin embargo, que se da testimonio que el primer acercamiento que tiene la madre o algun familiar al sistema judicial salvadoreño es hasta 1992, diez años después del desaparecimiento y recién acordados y firmados los acuerdos de paz. En 1993, sin embargo, la Sra. Cruz declaro ante la comisión de la verdad, quien presento un informe documentado sobre las violaciones de derechos humanos por parte del ejército salvadoreño y del fmln.

No se tienen fotos de las niñas, ni sus partidas de nacimiento. La casa de los Serrano Cruz fue destruida por el ejercito y esos recuerdos fueron destruidos también. Durante el conflicto armado se quemó también el Registro Civil de la Alcaldía de San Antonio de La Cruz. La familia de las niñas, sin embargo, las describe así:


Ernestina era de tez blanca, pelo negro y “colocho”, con una “vena azul” que le atravesaba su rostro y era muy callada. Erlinda era de tez blanca, “ojos zarcos”, pelo rubio liso y tupido, narizona y muy bulliciosa.


La señora Cruz, madre de las niñas, falleció el 30 de marzo de 2004, 22 años después que sus hijas desaparecieran, sin haberlas visto mas.

---------

¿Es este un caso único? ¿Las únicas niñas perdidas en la guerra en circunstancias similares?

Lamentablemente no. En agosto de 1994 se creo la Asociación Pro-Búsqueda. Esta organización gubernamental se ha dedicado a buscar niños extraviados durante la guerra. Hasta septiembre de 2004 habían logrado resolver 246 solicitudes de búsqueda y les quedaba por resolver 475 casos solicitados.

De acuerdo a Pro-Búsqueda, durante el conflicto armado, en El Salvador existió un patrón sistemático de desaparición de niños y niñas durante los operativos militares. Ellos descubrieron que ni a Fuerza Armada ni las instituciones humanitarias que tenían a los niños hacían algo por encontrar a los familiares de éstos, mas bien su preocupación consistía en llevarlos a orfanatos o a cuarteles. Bastaba que un juez declarara al niño en estado de abandono material y moral para que autorizara la adopción. Estas adopciones estaban basadas en la mentira de la orfandad y el abandono.

En el extranjero han encontrado 126 niños "en once países, tanto de América como de Europa”. Todos ellos se han nacionalizado como ciudadanos del país en el que residen y casi todos no hablan español.

9 comentarios:

Aldebarán dijo...

Un detalle que se escapa en los comentarios es que al Estado salvadoreño le piden pedir perdón por no haber podido impoartir justicia en el caso. Si las niñas nunca existieron, debían probarlo y ahí hubiera terminado el proceso judicial en Chalatenango. El punto es que sistemáticamente le negaron un proceso judicial a la familia Serrano Cruz.

soysalvadoreno dijo...

Gracias, por el comentario.

Esa parte que mencionas la estoy redactado en el el tercer post sobre este caso.

Gracias de nuevo y saludos.

El-Visitador dijo...

Aldebarán tiene razón: el caso debió detenerse cuando nadie fué capaz de demostrar que las niñas existieron.

En este sentido, SoySalvadoreño relata como "hecho" que la familia incluía a "Ernestina" y a "Erlinda."

Sin embargo, los parientes y vecinos de las "víctimas" declararon que las "niñas" nunca existieron:

Antonio Miranda Castro, hermano mayor de la madre de las presuntas víctimas --no conoció a Ernestina y Erlinda Serrano Cruz, y por ende no se dio cuenta de su supuesta sustracción. Durante 1980 el testigo vivió muy cerca de la familia Serrano Cruz, y aseguró “no haberle visto [a su hermana] alguna niña que se llamara Erlinda y Ernestina”, ni haberla visto embarazada para entonces. Considera que la señora Cruz Franco “qu[ería] probar algo que no e[ra] cierto, ya que el objetivo e[ra] claro, […] qu[ería] obtener un beneficio económico”. Cuando el testigo se encontró en Mesa Grande, Honduras, a la señora Cruz Franco, ésta nunca le comentó de la existencia de Ernestina y Erlinda, ni de su supuesta sustracción o extravío. (Nota 1)

Blanca Rosa Galdámez de Franco, anterior vecina de la madre de las presuntas víctimas --La testigo no conocía de la existencia de Ernestina y Erlinda, solamente conocía a otros cinco hijos de la señora Cruz Franco. Esta última no le habló de la supuesta desaparición de las niñas, ni se lamentó por su pérdida, como lo hizo cuando mataron a su esposo Dionisio y a su nieto de dos años de edad. (Nota 2)

Roque Miranda Ayala, primo del padre de las presuntas víctimas --Conoció muy bien al señor Dionisio y a su esposa María Victoria Cruz Franco, debido a que vivían muy cerca en San Antonio de La Cruz, en el Cantón de Santa Anita, Caserío Los Castros. El testigo los vio por última vez en 1980, antes de irse a Honduras, y hasta esa fecha “no le conoció hijas que llevaran los nombres de Ernestina y Erlinda, ambas de apellido Serrano Cruz”. (Nota 3)

La única "testigo" de que hubo unas niñas que se bajaron de un helicóptero, se retrae de su declaración (como bien lo señala el Juez de la Corte Interamericana, Alejandro Montiel), y admite que lo hizo (¿favor? ¿coacción?) a la madre de las "victimas", y dice: "que por estar diciendo la verdad sobre los hechos que nos ocupan su vida corre peligro ya que la familia de la señora MARIA VICTORIA CRUZ FRANCO específicamente AURELIO anduvo combatiendo al igual que toda la familia perteneció al Frente Farabundo Martí. (Nota 4)

Finalmente, no puede olvidarse que la madre de las “víctimas” nunca fué coherente sobre el tema. Como escribió en la Sentencia el Juez ad hoc de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Alejandro Montiel:

“[La ‘madre’] dio otra declaración en el Juzgado y el Agente del Estado en este caso ha señalado en su escrito de alegatos finales siete contradicciones entre las dos declaraciones, y después la señora presentó un escrito de exhibición personal en el cual el Agente señala seis contradicciones más y finalmente, antes de morir dio una declaración grabada en que incurre en otras diez contradicciones. Cabe señalar que no hay un solo testigo de la captura de las menores por el Ejército, pues una hermana de ellas sólo declaró que estaban escondidas en un matorral y que oyó a miembros del Ejército decir que habían encontrado dos niñas. Esta declaración es incongruente con la declaración de la madre. Respecto a la declaración de la señora María Esperanza Franco Orellana de que había visto a las niñas bajar de un helicóptero del Ejército y ser entregadas a la Cruz roja, en su declaración ante esta Corte dijo que no había visto nada..." (Nota 5)

¿Hubo gente que testificó sobre la supuesta existencia de las víctimas? Si lo hubo, pero esas personas/entidades están cobrando la sentencia a favor suyo de dos millones cuatrocientos treinta y sietemil, trescientos cincuenta y seis colones con veinticinco centavos (¢2,437,356.25), o su equivalente en dólares: $278,555.

Los que declararon que las niñas no existieron: no lucro. Los que declararon que las niñas existieron: 146 años de salarios mínimos urbanos.

Buena estructura de incentivos, ésa.

Notas (1, 2, 3, 5):
http://www.corteidh.or.cr/seriecpdf/seriec_120_esp.pdf
(1) p. 13 del .pdf
(2) p. 12 del .pdf
(3) p. 12 del .pdf
(5) p. 150 del .pdf

Nota (4):
http://www.pddh.gob.sv/docs/doc00002.pdf
(4) pp. 27-28 del .pdf

soysalvadoreno dijo...

Es interesante que el visitador siempre cita al juez ad-hoc Alejandro Montiel, y no cita a ningun de los otros 6 jueces. Ya sabran por que.

Es interesante que El visitador cita a 3 testigos de el estado de El Salvador en la corte, pero no cita a ninguno de los otros testigos. Ya sabran por que.

Y es intersante que el dice que hubo un interes economico de por medio. El parece decir todos los argumentos del estado y no menciona nada de la familia. Eso es manipulacion de los hechos y por eso he leido todo el documento. Ninguno de los 246 casos resueltos antes por Pro-busqueda recibio algun centavo del estado. Si alguien en este momento, dijera que un niño se le ha perdido, despues de este caso, podria alegarse interes economico, pero el 1992, cuando el caso empezo a denunciarse, no habia ninguna señal que una corte otorgaria dinero a familiares por esto. Y es tanta el hambre por el dinero, que la familia hasta ahora ha rehusado tocar ese dinero, mientras los asuntos medulares de la sentencia no hayan sido cumplidos.

El visitador, una persona bastante inteligente y lista cuando escribe sobre temas economicos y politicos, parece ser un trozo de hielo miope (por insensible y corto de miras) cuando escribe sobre este caso.

Anónimo dijo...

Fijate que aqui no sabemos porque el visitador no cita otros jueces, o a otros testigos, si voz sabes porque mi querido "soy salvadoreño", deberias de explicarlo, porque manipulas tu comentario y tu investigacion se queda como algo no importante, sino que parece que tu "ya sabran porque" suena a chambre y lo pone de "baja altura" A veces es mejor no contestar, deja que el opine, estara equivocado? alli estan los links para informarse. Pero como decis que ya lo leiste todo y no te parece el estilo al escribir: "parece ser un trozo de hielo miope (por insensible y corto de miras) se nota tu molestia

Anónimo dijo...

Quisiera que comentaras algo sobre los ciudadanos desaparecidos y asesinados en ARCATAO, que eran defensas civiles y residentes del pueblo. Si el FMLN a "lamentado" el desaparecimiento y asesinato de estos campesinos o va a pedir perdon. Talvez tienen dinero para indemnizar a sus descendientes. Veo que seguis solo "la guerra "en busca de justicia y no perdon" de un solo lado. parece que en lugar de ir adelante, siempre recoges lo que anda flotando por alli. Se mas objetivo. Todavia vas con el tercer post sobre este tema? inicia un tema que rompa tu esquema de "seguir la corriente". La guerra fue horrible! Los dos bandos tienen que pedir perdon. Nadie olvida aunque perdone, pero una tranquilidad nace. Los jovenes deben de saber la verdad. Es cierto que unos cometieron mas crimenes que otros, pero eso no los hace menos o mas criminales. Un solo crimen te convierte en ello. criminales.

soysalvadoreno dijo...

Al anonimo 1, si, estoy molesto por la forma en que el visitador aborda el asunto, ojala pueda explicar en los siguientes post la otra informacion que el visitador no cita.

Al anonimo 2. No comentare el caso de los defensas civiles de arcatao porque no lo conozco. ¿Que te parece si lo haces tu en tu blog? Quizas si lo conoces bien y ellos han buscado ayuda legal, han reclamado en el sistema judicial hayan sentencias y documentos con los que puedas documentarte.
Yo comento este caso por 2 razones:
1- Porque lo he leido, y 2-por que tengo ganas de hacerlo.
Asi de simple. No busco "justicia y perdon".
Solo soy alguien comentando. ¿No te gustan mis comentarios? Ok, gracias por expresar tu opinion, pero yo seguiré.
Si quiero que queda claro esto: 1-no soy del fmln, ni les apoyo, ni he votado por ellos. 2-No soy familiar de los serrano y 3-No tengo intereses economicos de por medio.
¿Sabes en que si estoy de acuerdo contigo? Cuando dices:
* "La guerra fue horrible! Los dos bandos tienen que pedir perdon."
* "Los jovenes deben de saber la verdad."
"Un solo crimen te convierte en ello. criminales."

Saludos

Bk dijo...

mMMM , SOY SALVADOREÑO... MIRA.. EL VISITADOR ESTA EMPEÑADO EN CREER QUE LAS NIÑAS NO EXISTIERON, PERO NO SOLO ESO, SINO TAMBIEN EN LA PRIVATIZACION DEL AGUA, EN LOS BENEFICIOS DEL TLC, (SEGUN EL DE TODOS MODOS EL QUE AHORA NO GANA NADA, CONEL TLC TAMPOCO), A FAVOR DE COSAS QUE EL CREE PORQUE SEGURAMENTE , DESDE SU PUNTO DE VISTA, SON FAVORABLES, LO CUAL NO SIGNIFICA QUE PARA LA MAYORIA O EL RESTO SEAN FAVORABLES,CIERTO VISITADOR?

bUENO, lo unico que quiero decir, y no buscar pleitos con nadie, es que si el esta empeñado en creer eso fervientemente, aduciendo a un solo juez, las demas personas deben conocer que existeron mas jueces, si hay testigos salvadoreños que se contradijeron en sus testimonios, si es cierto, pero lohicieron por presiones del Estado, quien utilizaba el hostigamiento con personas armadas para obligarlas a declarar contrariamente.

El caso de las niñas perdidas, es unoque ha llegado a calar hondo en nuestra sociedad porque es del que se ha pedido justicia ante el estado, pero hay mas.. es necesario que las personas conozcan esto, no importa qeu ya eltema se haya hablado abiertamente en otros lugares..

Me parece interesante que tu te hayas interesado en explicar todo el caso, cosa que en ningun blog se ha hecho.

Y como dice otro comentarista, SI debemos conocer la verdad, no importa de que lado sea, si se cometieron injusticias... investiguemoslas, denunciemoslas... si las hay... pero no podemos negarnos a esta realidad de hoy. El estadose ha negado a cumplir sentencia.

Otros detalles

1. Todos los familiares estan muertos solo quedan hermanos, que por cierto rechazaron el cheque de indemnizacion ofrecido.

2. Incluso los testigos algunos ya murieron.

3. Gracias a Dios los que estamos aquino tenemos que lamentar perdidas de ese modo, porque creo que no cuestionaramos a los de Pro-Busqueda por querer hacer algo por encontrarlos. Dejariamos de decir que lo hacen porque no tienen trabajo.

Anónimo dijo...

clomid 150 mg success | clomid without prescriptions - buy clomid online without prescription, clomid pregnancy rates